Vale mucho más que tres puntos

0
40

El mundo Boca necesitaba con urgencia una victoria como la conseguida en la tarde noche del domingo por 3 a 1 jugando de local ante Colón de Santa Fe por la séptima fecha de la Superliga Argentina de Fútbol.

La última semana del Xeneize se había encuadernado en la historia negra de la institución luego de haber caído en el Superclásico ante River y posteriormente quedar eliminados de la Copa Argentina en manos de Gimnasia el día jueves.

Sin embargo, en la previa del choque con Cruzeiro por la vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores donde el conjunto Argentino sostiene una ventaja de 2-0 obtenida en la ida, tuvo que recibir al Sabalero por una nueva fecha del torneo doméstico buscando la recuperación anímica.

Con un once un tanto alternativo, los hermanos Barros Schelotto encontraron en el transcurso de los 90 minutos varios puntos importantes ha tener en cuenta para lo que se viene.

En primera instancia, el arco. Tras la lesión de Andrada justamente ante el rival del próximo jueves, Agustín Rossi, uno de los jugadores más cuestionados en el último tiempo dentro del mundo Boca tuvo que hacerse cargo nuevamente del arco y no tuvo tanta suerte en los dos juegos que lo vieron regresar.
Primero ante River, en la caída 0-2, si bien el uno no tuvo responsabilidad en ninguno de los dos tantos, en lo anímico fue un golpe duro para el arquero que cuatro días más tarde no pudo hacer nada ante el remate de Hurtado que los sacó de la Copa Argentina.
Era necesario para el hombre de los guantes hacer un partido aceptable y apoyado por toda la gente del Xeneize respondió en todas las llegadas del visitante al área, convirtiéndose en una de las figuras de la tarde.

Por otro lado, el lateral derecho. Peruzzi, junto a Rossi, fueron de los más cuestionados en el último torneo y sumado a esto el ex jugador de la Selección Argentina no tenía minutos hace muchísimo tiempo. Sin embargo, teniendo en cuenta la lesión de Jara y el nivel pobre que ha estado mostrando Julio Buffarini, Gino Peruzzi se ganó un lugarcito en la consideración del técnico con el buen partido que realizó. ¿La mala noticia? Es que Gino no está incluido en la lista de buena fe de Boca por lo tanto los mellizos no podrán contar con él por la Copa.

Otro que se mostró muy bien, aunque no es novedad, es Fernando Gago. ‘Pintita’ saltó al campo de juego desde el arranque con el brazalete de capitán en su brazo y fue el equilibrio del equipo ante la ausencia de Wilmar Barrios en la mitad de la cancha.
Si bien el 5 Xeneize ya había tenido algunos minutos en lo que va del año, hacía tiempo que no arrancaba un partido desde el minuto cero y sin dudas es una pieza importantísima que recuperan los mellizos si logran ponerse al 100%.

El último en hacer un regreso al once inicial fue Espinoza. El extremo se había ausentado del equipo por lesiones y bajo rendimiento y volvió a ser considerado por los entrenadores tras la recuperación realizando un buen partido ante Colón en la victoria de este domingo. Si bien no tuvo incidencia en los goles, sumó minutos en el terreno de juego y ganó confianza para los desafíos que se vienen.

En cuanto al partido, el triunfo del local fue merecido. Durante los 90 minutos de juego fue superior a Colón y además demostró tener ganas de recuperar la confianza poseída semanas atrás.

Apenas un cuarto de hora marcaba el reloj cuando un centro desde la derecha fue conectado en el primer para por el uruguayo Nandez que la desvió al segundo poste para que aparezca Lisandro Magallan y la empujara al fondo de la red para cantar el primer gol de la noche.

Con el resultado a su favor, Boca comenzó a crecer en el juego y 15 minutos más tarde Villa ganó en velocidad y en el intento de superar al arquero, el uno dejó la pierna para que el delantero, astuto en la situación, buscara el choque y generara que el árbitro pite la pena máxima a su favor. Mauro Zárate, encargado de los penales en el cotejo del domingo intercambió el remate por gol para gritarlo con desahogo y estirar la ventaja.

Ya con el 2-0, Boca se fue cómodo al vestuario mientras que en la visita había cierta incertidumbre en cuanto al manejo colectivo de la pelota.

En el complemento, Colón intentó mejorar en los primeros pasajes pero con el correr de los minutos el equipo de los mellizos logró recuperar terreno y cuando menos se lo esperaba Carlos Tevez, que había ingresado hace minutos, marcó el tercero con un remate de media distancia y parecía sentenciar la historia.

A 4 del cierre, Bueno marcó el único tanto del partido tras un despeje hacia afuera del arquero que logró interceptar el delantero y achicar las distancias.

Con este resultado, Boca escaló hasta la quinta posición donde se acomodó con 13 puntos, a seis del puntero Racing a quien deberá visitar la próxima fecha en el Cilindro de Avellaneda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here