Con doblete del Pipa, Boca se quedó con el primero

0
27

El equipo de Guillermo Barros Schelotto superó este miércoles a Palmeiras por 2 a 0 en  un duelo correspondiente a la ida de las semifinales de la Copa Libertadores de America. 

El Xeneize ya se había medido en dos oportunidades en lo que va del torneo frente a los brasileños, ya que habían compartido fase de grupos, habiendo empatado en uno en Brasil y luego cayó en Buenos Aires por 2 a 0.

Los antecedentes más cercanos no eran los más favorables para los argentinos y las estadísticas tampoco acompañaban ya que los dirigidos por Scolari llegaban al encuentro habiendo ganado todos los partidos como visitantes en la copa. 

Con un once que se asomaba ya desde la previa y con la sorpresa de que Cardona no estaría ni en el banco, Boca saltó al terreno de juego con las ilusiones intactas de conseguir un buen resultado.

El primer tiempo fue monótono. Mucha fricción en el medio campo y sobresalto de líneas para tratar de llegar a los delanteros. La más clara fue para el local. Tras un tiro de esquina, Izquierdoz anticipó al arquero y ante la mala salida del uno, el zaguero central se elevó y tiró su remate de cabeza pegado al palo derecho.

Ya en el complemento, el Xeneize fue mejor a su rival. Desde el arranque propuso mucho mas e inquietó a la defensa brasileña por medio de centros e intentos de pelotas filtradas aunque no pudo hacerlo hasta cerca del final. 

Antes de las emociones, Palmeiras también tuvo aproximaciones que a pesar de todo no generaron tanta preocupación en Rossi y compañía hasta que a los 36’ llegaría la jugada que cambiaría todo.

Una falta en cercanías al área derivó en un tiro libre preciso de Olaza que el arquero del elenco visitante despejó de manera formidable al tiro de esquina. Tras la reposición realizada por Villa, Dario Benedetto, que habia ingresado hacia minutos por Abila se elevó para cambiar de dirección el centro y entonar el primer grito en la Bombonera. 

Con el resultado a su favor, Boca creció en juego y 5 minutos mas tarde nuevamente Benedetto orquestó una maravilla para cantar el segundo. Tras la recuperación en la mitad de la cancha, Pablo Perez descargó para él delantero que haciendo una de “baby futbol” pisó la pelota hacia adentro y sacó un remate violento bien abajo, inalcanzable para el arquero y generó el desahogo de todo el pueblo xeneize. 

Mas allá de los intentos, la visita no pudo descontar el resultado y el árbitro chileno pitó el final del partido decantando así la victoria de Boca Juniors. 

Ahora el seis veces campeón del torneo continental deberá viajar a Brasil para afrontar la vuelta sin entrar en el territorio del conformismo a pesar del resultado obtenido. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here